• 37°

En español: Sueño Americano – todavía se hace realidad hoy

Editor’s note: Last week guest columnist Dick Rowland shared his retelling of Bernardo Castillo and the American Dream. This week, Russellville’s Wendy Vasquez – a native of Guatemala and insurance agent with AL Auto Insurance in Russellville – translates Rowland’s thoughts into Spanish.

Bernardo Castillo llego a Tuscumbia, Alabama en 1992 de Guatemala después que un amigo le pidiera que viniera a ayudarlo. Tenia 24 años de edad. Luego se movió para Russellville. En ese tiempo solo habitaban 4 familias hispanas en Russellville. Empezó a trabajar en corte y selección de madera (Tala), sin experiencia alguna. Aprendió y siguió avanzando, haciendo trabajos alrededor de Russellville. El ánimo a familiares y amigos a que vinieran a Russellville. Todos aquellos que han llegado aquí han sido productivos, y muy buenas personas.

En 2004, Bernardo trabajaba en Tennessee para un Sub contratista de una compañía grande en corte de madera. Alguien sin conocerlo, un ejecutivo de la compañía de corte de madera se fijaba en su trabajo e interactúaba con sus compañeros de trabajo. De repente, sin avisó alguno, el subcontratista se fue, abandonando el equipo en el lugar del trabajo. Los otros trabajadores renunciaron al ver que no había manera de recibir su pago. Bernardo estaba por hacer lo mismo cuando el ejecutivo se le acercó y le pidió que siguiera trabajando por una semana mas, diciendo, “Todo va a funcionar para bien tuyo”. Bernardo accedió, siguió trabajando sin paga alguna y sin esperar la vaga promesa que le hizo el ejecutivo. El confió en ese Hombre.

Al final de la semana, el ejecutivo se acercó a él y le dijo que él podía comprar todo el equipo que había sido abandono por $174,000. Ese era un precio muy bajo, aparentemente algo que había funcionado entre el dueño anterior y el ejecutivo.

Pero había un problema. Bernardo no tenia ni dinero ni historial de crédito. No había manera que pudiera comprar la maquinaría, fuera ganga o no. Él le dejo saber eso al ejecutivo. La respuesta de él fue decirle a Bernardo que lo acompañara. Ellos fueron a un pequeño banco local del pueblo. El presidente del banco los estaba esperando y a Bernardo le fue otorgado un préstamo de $174,000 que tenia que ser pagado en 3 años. Bernardo no podia creer que le estuviera pasando esto. Hasta pensó, será esto una broma?.

Luego él analizó el factor clave. El ejecutivo que había estado observándolo había servido de segundo deudor en el préstamo, prometiendo pagar por completo con sus fondos personales si Bernardo no cumplía con la deuda. El acababa de hacer eso. Sin pedir nada a cambió ni siquiera un Gracias.

Unas semanas después Bernardo escucho que varios amigos del ejecutivo hablaban de lo que él había hecho por Bernardo. Y pensaban que se había vuelto loco.

Bernardo continuó el trabajó del subcontratista y pagó el préstamo en su totalidad en dos años.

Miren lo que hizo el misterioso ejecutivo. Basado solamente en observar la ética de como Bernardo trabajaba con productividad y la relación con los trabajadores, el decidió crear un trató magistral para darle a Bernardo la oportunidad de prosperar. Haciendo eso el sabía que Bernardo corría el riesgo de caerse de una máquina y morir o quedar mutilado de por vida. De hecho Bernardo a sufrido algunas lesiones. Pero este hombre de igual manera tomo sus riesgos, como un gesto de agradecimiento y respeto a un ser humano amable.

Hoy en día, Bernardo es un empresario independiente. Él afirma con orgullo que ese hombre que creyó en él fue el que le permitió a que él pudiera enviar a 3 de sus hijos a la Universidad. Un arquitecto, Una enfermera, y Una maestra en educación especial. Mas adelante, mandará a su hijo Bernardo Jr que ahora tiene 16 años a la Universidad. Son propietarios de 85 acres, Bernardo se quiere dedicar a tiempo completo a ser ganadero cuando se retire del comercio de la madera.

Y todo gracias a ese misterioso ejecutivo que aparentemente no desea ningún reconocimiento. Preguntó si sigue en contacto con se benefactor, Bernardo dice que lo llama de 12-15 veces durante el año. Él le pregunta: que es de él? y cuales son sus planes? Cada vez que habla con él le agradece. Ellos mantienen conversaciones muy agradables. Alguna vez el misterioso hombre le a pedido algo a cambio?

Un favor, préstamo, etc. Nada. Ni una pizca de eso.

Las llamadas de Bernardo deben ser como viento bajo sus alas.

El sueño Americano sigue vivo. Bernardo se acercará algún día ayudar a alguien de igual manera. 

Su paga? Su satisfacción en apoyar a un alma digna.

Dios Bendiga America.

Dick Rowland es Coordinador del Comité para el conteo del Censo 2020, Condado de Franklin. Wendy Vasquez es Guatemalteca, y agente de seguros de AL Auto Insurance.

x